3 marzo, 2017

Sofía Ímber: de su propia voz

Que se trata de una noticia esperada no es un punto de discusión. Eran ya 92 años, y el “carapachito” —como ella misma se refería a su cuerpo— no estaba en sus mejores condiciones.