Ministro de Israel traza un plan de aliento a la economía palestina
26 febrero, 2016
Adam I Hava – La Lágrima
26 febrero, 2016

HASBARÁ

El “genocidio palestino”, en cifras

El conflicto palestino-israelí, quizá el más complejo del mundo, no se reduce ni se explica cuantificando la cantidad de muertos, pero el mito del “genocidio palestino” es tan prevalente en la propaganda antiisraelí que vale la pena sacar las cuentas. Este es un cálculo confiable de los caídos de ambos bandos entre 1920 y 2014

Gabriel Ben Tasgal*

P odemos dividir los enfrentamientos en la región en dos grupos: por un lado, los desmanes y matanzas desde 1920 hasta 1948, la Primera y Segunda Intifadas, y las operaciones militares contra Hamás (2008, 2012 y 2014). Aquí, vemos un enfrentamiento entre árabes-palestinos y judíos-israelíes.

El segundo grupo incluye las guerras entre Israel y otros Estados árabes: la Guerra de Independencia de Israel (1948-49), la Campaña del Sinaí (1956), la Guerra de los Seis Días (1967), la “Guerra de Desgaste” (1968-69), la Guerra de Yom Kipur (1973), la Primera Guerra del Líbano (1982) y la Segunda Guerra del Líbano (2006).

En las seis principales guerras entre Israel y los países árabes (1948, 1956, 1967, 1968-1969, 1973 y 1982) fallecieron 12.067 israelíes frente a aproximadamente 76.700 soldados árabes. Estos números no incluyen los israelíes asesinados en atentados terroristas.

Cuando analizamos el conflicto árabe-palestino frente a judíos-israelíes, sobresale que:

1) Los palestinos han sido quienes han atacado a los judíos, utilizando a su propia población como carne de cañón, como escudos humanos, y fanatizando a civiles que han sido fácilmente llevados a realizar acciones terroristas.

2) En los últimos años el número de muertos ha aumentado considerablemente. Los enfrentamientos entre Israel y Hamás (2008, 2012 y 2014) han duplicado el número de muertos entre los palestinos. La explicación de esto reside en la estrategia de “escudos humanos” adoptada por Hamás.

3) La mayoría de los muertos israelíes provocados por los palestinos fueron civiles inocentes. En contraste, la mayoría de los palestinos muertos han sido militares que perdieron la vida tras atacar a judíos (ya fueran civiles o militares), o al enfrentarse a militares británicos (antes de 1948). Esto demuestra quién ha sido el agresor y quién el agredido.

4) Se han registrado decesos en ambos lados por atentados y enfrentamientos con soldados. No todos los datos aparecen aquí. Sin embargo, hemos rescatado los números que conforman el grueso absoluto de los datos. Hasta 1948, los árabes atacaban a los judíos motivados por líderes radicales como el futuro aliado de Hitler, el mufti de Jerusalén. Los árabes exigían que los británicos prohibiesen la inmigración de judíos, sus derechos nacionales y la compra de tierras que, legalmente, los judíos adquirían de manos de árabes (aunque incluso familiares del mufti vendieron tierras a judíos).

El primer pogromo importante de árabes de Palestina contra los judíos locales ocurrió en 1920, y el saldo fue de 15 judíos y 4 árabes muertos. Los disturbios de Yafo de 1921 se extendieron hacia otras partes del país; este motín provocó la muerte de 45 judíos (y 5 más en Jerusalén) y 51 árabes (que se enfrentaron a las tropas británicas). Los llamados “desmanes” árabes de 1929 fueron otra nueva ola de violencia, en la cual los musulmanes incitaron a las masas acusando a los judíos de querer robar los lugares sagrados islámicos. Durante esa semana de disturbios, por lo menos 133 judíos y 116 árabes perdieron la vida. Si sumamos las tres primeras olas de “desmanes” (1920-21 y 1929) contabilizamos 208 judíos asesinados frente a 171 árabes, que murieron sobre todo al enfrentarse a la policía británica mientras esta intentaba sofocar la revuelta.

En la revuelta árabe 1936-1939 murieron unos 5000 árabes, pero a manos de los británicos (solo 435 murieron a manos de judíos). En cambio, unos 600 judíos fueron asesinados por los árabes. Por ahora, entre 1920 y 1939 contabilizamos 808 judíos muertos por árabes y 613 árabes muertos por judíos.

En la Guerra de la Independencia de Israel (1948-49) murieron 6373 judíos; 2400 eran civiles y el resto militares. Un total de 3000 árabes palestinos murieron al enfrentarse contra los judíos pero, de acuerdo al analista árabe Aref El-Aref, otros 10.000 murieron en las demostradas y registradas disputas entre los clanes árabes de Palestina (Husseini y Nashashibi entre otros). Si contabilizamos todos los muertos, incluyendo los de la guerra de 1948, registramos 7181 judíos (parte de ellos al enfrentar a los ejércitos árabes) frente a 3613 árabes palestinos.

El siguiente enfrentamiento directo entre palestinos e israelíes ocurrió en la Primera Intifada, entre 1987 y la firma del Tratado de Oslo (1993); en esta perdieron la vida 1162 palestinos y otros 160 israelíes. Por lo tanto, llevamos sumados 7341 muertos judíos y 4775 palestinos, desde 1920 hasta 1993.

Desde Oslo hasta la explosión de la Segunda Intifada (año 2000), 367 palestinos perdieron la vida y lo mismo ocurrió con 261 israelíes. Si tomamos los datos de la ONG pro-palestina Betselem, en la Segunda Intifada murieron 3189 palestinos y 950 israelíes. Así, en total, desde 1920 hasta enero de 2005 murieron 8551 israelíes y 8331 palestinos (incluimos entre los palestinos los muertos en 1948).

En los últimos tres enfrentamientos entre Hamás y el Estado de Israel (2008, 2012 y 2014) se han repetido varios patrones de conducta:

1) Los militares de Hamás se disfrazaban de civiles, y siempre eran presentados como tales aunque disparasen.

2) Hamás le pidió a su población que se quedara en sus casas, para usarlos como escudos humanos.

3) Hamás disparó intencionalmente desde zonas urbanas.

4) Hamás disparó miles de cohetes deliberadamente contra civiles israelíes.

5) Hamás siempre miente, pero invariablemente es la fuente empleada para establecer cuántos muertos se produjeron: la prensa occidental repite lo que dice Hamás sin comprobar su veracidad.

En los tres enfrentamientos Hamás-Gaza vs. Israel, es decir Plomo Fundido (2008-2009), Pilar Defensivo (2012) y Margen Protector (2014), murieron 3617 palestinos, de los cuales 1964 eran militares (54%). Paralelamente murieron 78 militares y 13 civiles israelíes.

En total, desde 1920 hasta 2014 perdieron la vida 8642 israelíes frente a 11.948 palestinos. A la vez, un total de 11.385 árabes-palestinos fueron ejecutados por los propios palestinos desde 1948 hasta 2014, un número casi igual a los que perdieron la vida contra Israel.

En 1945, un estudio demográfico del Mandato Británico indicaba que la población en Eretz Israel era de 1.764.520 habitantes; de estos 1.196.820 eran árabes, ya fueran musulmanes o cristianos. Se estima que los palestinos en el mundo son actualmente entre 10 y 11 millones, de los cuales 3.700.000 podrían estar viviendo en Cisjordania y Gaza (los palestinos no hacen censos confiables). Entonces, la población palestina en esos territorios se ha incrementado un 309,15% en los últimos 70 años.

Recordemos: 11.948 palestinos han muerto en todos los enfrentamientos con Israel en casi un siglo. Sin embargo, aún hay perturbados que afirman que Israel ejecuta un “genocidio palestino”.

*Periodista y educador, director del grupo educativo Hatzad Hasheni

(La Cara de la Verdad) de la Confederación Latinoamericana Macabi (CLAM)

Fuente: hasbarapp.org

Versión NMI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Close